Saturday, September 27, 2014

Blade Runner (1982)



Hace poco, alguien me preguntó cómo definiría una película de culto. Aunque pude citar varios ejemplos, no encontré las palabras adecuadas para conceptualizarlo. Esa frustración me hizo investigar un poco y así, tanto para mi amigo y para mi propio beneficio, reproduzco la definición de Wikipedia: “El término hace referencia a un tipo de película que atrae a un pequeño grupo de devotos o aficionados o aquella que sigue siendo popular con el paso de los años entre un pequeño grupo de seguidores. Con frecuencia la película no llega a alcanzar el éxito en su estreno, aunque no siempre es el caso. Algunas veces la respuesta de la audiencia es algo diferente a lo que pretendían los creadores. Es normal que presente elementos inusuales. Una película alcanza el estatus de ser considerada de culto debido a la relación de la audiencia con la película. Esto hace que sea difícil calificar una película como de culto; un éxito continuado entre un conjunto de aficionados al cine muchos años después del estreno original de la película es el factor clave de esta definición.”
Blade Runner, dirigida por Ridley Scott, el mismo director de las recientes “Hannibal” y “Gladiador”,  puede ser uno de los mejores ejemplos de esta categoría. Con un guión basado en la novela de Philip K Dick, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” Narra la historia de Rick Deckard, interpretado por un sombrío Harrison Ford que para 1982 contrastaba con sus recientes encarnaciones de Indiana Jones y Han Solo.
En el año 2019, la tierra ha colonizado planetas, y para realizar los peligrosos trabajos de minería, ha empleado a robots con apariencia tan humana que es necesario aplicarles un examen psicológico para distinguirlos. Estos robots se les conocen como “replicantes”. Igual que cualquier producto, tienen una vida útil y al alcanzarla, son retirados. Algunos de ellos han alcanzado suficiente conocimiento para adquirir concienci, se rebelan y escapan. Deckard es un “bladerunner” o cazador de estos rebeldes. Un replicante en particular, Roy Batty, interpretado a la perfección por Rutger Hauer, se ha vuelto un líder peligroso y letal. Participan también Sean Young, Edward James Olmos y Daryl Hannah, entre otros.  
Típico de las cintas de culto, cuando se presentó en el ´82, no tuvo éxito en taquilla. Sin embargo, con el tiempo, fue ganando adeptos hasta convertirse en una referencia obligada en el ramo de ciencia ficción que han motivado la producción de nuevas versiones conocidas como “Director´s cut” en el 92 y hasta un “Final Cut” para el vigesimoquinto aniversario en 2007.
BR es una película oscura, que como un buen vino, ha envejecido muy bien. Los diálogos son excepcionalmente profundos, en particular los de Roy Batty quien con vehemencia debate su propio derecho a existir. Independiente de haber sido creado o concebido. Lastimosamente, en nuestro país no hay cines que realicen actividades para proyectar este tipo de películas, así que debemos conformarnos con verla en video.

Trivia: La actuación de Harrison Ford muestra un personaje hermético, carente de escrúpulos, a tal punto que existe un debate sobre si es un robot o humano. Ridley Scott ha dicho en entrevistas que es robot pero el actor ha sostenido lo contrario, así que la duda persiste. ¿Es Deckard humano o un replicante?

Thursday, September 25, 2014

Saturday, August 23, 2014

El CTS presenta teatro para teatristas con "La Familia Real"



El Círculo Teatral Sampedrano está de fiesta, celebra cuarenta y cinco años de brindar espectáculos de calidad y entretenimiento sano a la ciudad. Y claro, qué mejor manera de festejar que montando una obra cuya trama gira alrededor de una familia de grandes actrices de teatro. En este caso, la palabra “apropiada” queda corta

Quiso la casualidad que la novela que estoy leyendo es Salem’s Lot de Stephen King, y que justo tiene de protagonista a un escritor lo que me hizo identificarme mucho con el personaje. Esto me llevó a pensar en la identificación del público con la trama de esta obra.

Los personajes principales, miembros de la Familia Cavendish, la comprenden tres generaciones de actrices. La matriarca en el ocaso de su carrera, la hija en la cima de la suya, y los inicios de la nieta, aparte de un hermano renegado en la meca del cine en Hollywood, más otro que se considera mejor de es. Es en parte una sátira a la vida tras bambalinas, pero a su vez, es una radiografía de ese sub-mundo. Se exponen temas como el sacrificio que los familiares deben hacer al convivir con ellos. Aunque nunca he participado en alguna obra del CTS, mi madre, Waldina Bográn, ha actuado en dieciséis, lo que me hizo identificarme con ciertas situaciones. Imagino que lo mismo sentirá mi hermana, porque ella ya cayó en la tentación de las tablas e hizo su debut el año pasado. Yo me he resistido con estoico heroísmo y me he dedicado a escribir novelas y guiones de cine y televisión; así que las bromas del primer acto a expensas de un autor hicieron eco.

Hubo actuaciones memorables, pero también hubo otras que estoy seguro mejorarán a medida transcurran las funciones. Ese es el ritmo del teatro, pues con la repetición, viene una mejor actuación. Por esta razón siempre veo las obras al menos dos veces, la primera recién estrenada y la siguiente en las últimas semanas.

La Familia Real es una obra complicada, si bien solo es una escenografía, hay ambientación y trajes de época, tiene muchos personajes, diálogos extensos, y hasta se requieren animales vivos sobre el escenario. Su montaje es ambicioso, sin embargo, es el tipo de retos que el director José Francisco Saybe ha realizado antes. Ya nos tiene acostumbrados luego de haber visto Detrás del Telón, Orgullo y Prejuicio, o La Dama de las Camelias.

La obra fue escrita hace cien años, pero sus argumentos son vigentes hasta nuestros días, como reafirmando el viejo adagio que entre más cambian las cosas, más siguen iguales. Si bien es una obra para todo público, considero que la disfrutaran más los teatristas.

Saturday, June 14, 2014

LA FERIA JUNIANA TAMBIEN SERA CULTURAL



Recientemente se formó el Grupo denominado PRO-CULTURA, al que pertenecen artistas de las diferentes disciplinas: teatro, danza, pintura, escritura y fotografía, entre otras.  ¿Cuál es el propósito de este movimiento?   Es esencialmente  demostrar que en San Pedro Sula hay buen arte y que existe una excelente oferta cultural, además de ofrecer diversión a los visitantes de la FeriaJuniana, cada uno en su campo.

Diversos trabajos serán presentados en un espacio a la entrada del predio de EXPOCENTRO, donde habrá un pequeño escenario y micrófonos para mostrar al público la variedad artística existente a partir de las 4:00 de la tarde todos los días, desde su inauguración el 19 de junio hasta la culminación de la Feria el día 29. Esta es una excelente decisión de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, deproveer facilidades a los artistas sampedranos para que destaquen en su iniciativa de PRO-CULTURA.

También participarán poetas sampedranos que harán lecturas de sus obras, una exposición del del Club de Fotografía, y obras pictóricas de artistas del Valle de Sula. 

Esten pendientes que próximamente publicaremos aquí el calendario.




En la presente fotografía, de pie: José Bográn,  escritor; Amelia Villanueva de “Compañía Artística Nubes de Colores”;Marco A. Rietti, Presidente Provisional de Pro-Cultura y reconocido pintor; Andrea Alvergue, representando a CCDanza, WalterioRinaudo y el pintor Antonio Vinciguerra por el Club de Fotografía y Damario Reyes de Proyecto Teatral Futuro.
Sentadas: --- Lourdes Ochoa, Directora del Centro Cultural Infantil; la escritora Marta Susana Prieto; Ana Lucía R. de Lardizábal directora de la Academia de Bellas Artes  y Kelsey David del Centro Cultural Sampedrano.

Friday, June 6, 2014

Con Once Cipotes en La Prensa

En honor al estreno de la película Once Cipotes en los distintos cines del país, revisitaremos esta entrevista realizada por Julia Murillo de La Prensa.

¿Cómo se define José H. Bográn? ¿Está casado?, ¿cuántos hijos tiene?
Un soñador con suerte. Tengo un trabajo en maquila, el cual disfruto mucho. Sin embargo, escribir es la otra parte de mi vida y he sido bendecido con una mujer que me permite perseguir este sueño. Estoy felizmente casado desde hace algunos años y tenemos 3 hijos.

¿Qué significa el escribir en su vida?
Siempre he dicho que los escritores somos los únicos que podemos aceptar públicamente que escuchamos voces sin ser remitidos a un hospital psiquiátrico. Por supuesto, llamamos a esas voces nuestras “musas.” Escribir es una parte esencial de mi vida. Siempre estoy pensando situaciones, qué nuevas dificultades puedo crear para mis personajes. En fin, la mente  nunca descansa.

¿Por qué decidió ser guionista?
Ante todo, soy escritor. He publicado novelas, cuentos y hasta críticas de cine justo aquí, en este diario. No “decidí” ser guionista, fue una oportunidad que se me presentó hace casi diez años. Un guión llevó a otro, siempre aprendiendo de los errores cometidos, leyendo libros o cursos en línea para alcanzar una mejora continua.

¿A quién admira dentro de su carrera?
Como escritor, admiro a Ken Follett--un escritor inglés a quien tuve la oportunidad de conocer personalmente en el 2010. También admiro a Mario Puzo, quien escribió novelas tan aclamadas como El Padrino y El Último Don, pero que casualmente se dedicó también a escribir guiones de cine. Superman de 1978, fue obra de Puzo.

¿Existen oportunidades para los guionistas en nuestro país?
Si pensamos que alguien puede vivir de escribir guiones, veremos que la respuesta es un categórico, escalofriante y triste NO.
Sin embargo, esto puede cambiar. Creo que producciones como las actuales abrirán puertas para futuras generaciones. En la medida que tomemos el arte cinematográfico como un negocio que puede generar ingresos se irán creando es as oportunidades.

¿Qué representa para usted la producción 11 Cipotes?
Conozco personalmente a Tomás Chi desde hace algunos años. He visto que, al igual que yo, es un soñador que no renuncia a sus proyectos. El me invitó a participar y fue su entusiasmo el que me convenció. 11 Cipotes me da la oportunidad de trabajar junto a él y otras personas a las que admiro en el ambiente nacional.

 ¿Cuál es la esencia de esta película?
Las similitudes con la vida real de nuestro país forman la esencia. No solo son los 11 cipotes que tienen la oportunidad de jugar futbol fuera de su pueblo y viajar a la gran ciudad. Es la lucha por ser mejores, por superarse. Este es un país de oportunidades pues hay mucho por hacer. Esperamos llevar ese mensaje de esperanza.

¿Qué trabajos ha realizado en su carrera?
Bueno, en realidad tengo una doble carrera, una por cada idioma en el que escribo.

En español:
Durante diez años hice las traducciones y escribí algunos reportajes para la primera revista de turismo bilingüe en Honduras, llamada Tips & Trips.
Actualmente soy el director y moderador del Conversatorio mensual CriticArte que se realiza en el Centro Cultural Sampedrano donde hemos contado con invitados de lujo como Marco Rietti, Antonio Vinciguerra, José Francisco Saybe, Sara Rolla, Damario Reyes, Cesar Indiano, entre otros. Sin embargo, el evento también sirve de trampolín para nuevos valores de las artes en el país.

En inglés:
Recientemente fui nombrado Coordinador de la Mesa Redonda, que es un programa de entrevistas en línea bajo el auspicio de la asociación International Thriller Writers de la cual soy miembro desde 2010.
Además tengo dos novelas Treasure Hunt (Whiskey Creek Press, 2010) y Firefall (Rebel e-Publishers, 2013)

¿Qué nuevos trabajos realizará?
Actualmente estoy trabajando en una tercera novela en Inglés acerca de un asesino en serie en New Orleans, luego de eso, tengo el compromiso de editar mi segunda novela en español. Así que hay trabajo para rato.

Once Cipotes ya se está exhibiendo en salas de cine.

Friday, March 7, 2014

Vamos a Contar Mentiras



Asistí a ver la nueva obra del Circulo Teatral Sampedrano durante su primera semana, y pienso asistir nuevamente este sábado, pero antes quise compartir con ustedes unos comentarios sobre la obra.

La obra original de Alfonso Paso ha sido bien recibida por el público que sale del Teatro Saybe satisfecho de haber reído a carcajadas olvidando así, aunque sea temporalmente, los diarios problemas que nos aquejan.

El primer comentario, que considero fue el génesis de esta producción, es para los directores Miguel Yanez y David Martínez Granillo. Felicito su valentía y aprecio el hecho que el CTS brinde oportunidades a nuevos valores en el área tras bambalinas. Estos jóvenes fueron los que el año anterior nos trajeron “Hasta que la muerte…¿nos separe?” que también sirvió de escapismo y comicidad.

Un elenco de categoría que junta talentos de experiencia como Héctor Cardona o Víctor Canales, con otros descubiertos recientemente como Kenberlyn Downs y Tatiana Urteaga. Completan el reparto Gerardo Mejía, Karla Alejandra Gonzales, Sebastián Valladares, José Enrique Vallecillo y Ricardo Vallecillo.

La trama transcurre en un apartamento cerca de la Navidad, donde una esposa que acostumbra mentir, o mejor digamos que cuenta versiones exageradas de su vida para cubrir su aburrida realidad, realiza una promesa a su esposo y no mentir más. Típico, este es el comienzo para una espiral de enredos y problemas letales que no le dejan más opción que esconder sus problemas bajo el sofá.

Buenas actuaciones, muy buen escenario, y una trama que no aburre en ningún momento de sus tres actos. 
  
Algunos se preguntarán si vale la pena ver una obra de teatro más de una vez. El cine y televisión son un producto grabado y que cada vez que presione el botón de “play” verá exactamente la misma actuación, buena o mala. Sin embargo, el teatro es en vivo, y cada noche de presentación es diferente. En lo personal prefiero ver las obras recién estrenadas, y nuevamente ya pasadas algunas semanas.

También está el factor inesperado, una entrada fuera de tiempo, un error de escena. Incluso el público hace una diferencia, pues lo que unas noches puede pasar desapercibido, la noche siguiente puede ser el chiste que más risas sacó del público. Así que en resumen, no se preocupe si ya vio la obra, y vuelva a verla. Le garantizo que la disfrutará como nueva.

Trivia: El título de la obra me causó gracias pues desde hace algún tiempo la firma al final de mis correos tiene una leyenda que dice “Jamás digo mentiras, solo las escribo.”